Cómo cambiar el gatillo por un puño de gas

Como cambiar el gatillo por un puño de gas en tu Quad / ATV

¿Puño de gas o gatillo? la eterna pregunta que trae de cabeza a los usuarios de quad cuando se inician.

Sinceramente, no creo que ninguno de los dos sistemas sea mejor que el otro al 100 por 100 sino que es el usuario quien se decanta por una modalidad o la otra y cada una tiene sus pros y sus contras.

En favor del gatillo hay que decir que en caso de accidente resulta mucho más seguro ya que es prácticamente imposible que se bloquee y el motor se quede acelerado, en su contra, resulta más cansado de utilizar.

Al otro lado de la balanza se encuentra el puño de gas, que tiene como virtudes los defectos del gatillo y viceversa, es decir, que en caso de accidente puede provocar que se quede clavado y acelerar el motor, por lo que se recomienda instalar un desconectador de corriente (hombre al agua) junto con el puño de gas para obligar al motor a pararse en caso de que el piloto salga despedido.

Cuando efectuamos una maniobra brusca o que no esperamos, tenemos tendencia a apretar fuerte el manillar para controlar el vehículo y si llevamos instalado un puño de gas, es posible que se convierta en nuestro verdugo al acelerar dicha maniobra contra nuestra voluntad. Por otro lado, a priori, es más fácil e intuitivo de usar así como mucho más cómodo en tiradas largas aunque cada uno tiene su opinión al respecto.

Entonces, si después de solventar tus dudas ya te has decidido a cambiar tu gatillo por un puño de gas, aquí tienes cómo hacerlo.

Antes de nada cabe recordar que no hará falta carburar el quad porque tan sólo estamos cambiando el sistema de accionar el carburador pero no sus reglajes.

A la hora de adquirir el puño de gas, os recomiendamos un par de cosas:

  • la primera es que existen kits de puños de gas específicos para cada modelo de quad, con lo que nos evitaremos complicaciones innecesarias con el largo del cable o el tener que andar adaptando las cabezas de los extremos que cierran a tornillo. Puedes ver todos los kits disponibles AQUI
  • En segundo lugar, los puños de gas se diferencian en el “tiro”. Un puño de gas puede ser de tiro corto, largo o medio, ¿qué significa esto?, pues que con un puño de gas de tiro corto necesitaremos muy poco recorrido del cable para accionar todo el gas (ideal para carreras) y los de tiro medio y largo con sus correspondientes características que van a gusto del consumidor. Para curarse en salud y si no sabeis cual es el que más os conviene, el de tiro medio os resultará ideal.  Aquí os indicamos los recorridos de los Kits MOTION PROCR PRO : de 1/2 recorridoTURBO: de 1/3 de recorridoVORTEX: de 1/4 de recorrido

 

Manos a la obra: no resulta especialmente difícil cambiar el gatillo por el puño de gas pero es entretenido. Ante todo, debemos desmontar el sistema original de gatillo y ya nos servirá para ir viendo por donde pasa el cable desde el manillar hasta el carburador.

Primero sacamos el contrapeso (en caso de que haya) que hace de tope del manillar para poder sacar posteriormente el puño de goma. Este puño de goma seguramente estará encolado, por lo que podéis optar por dos caminos bien distintos: cortarlo con una cuchilla si veis que no lo vais a volver a utilizar o si por el contrario os gustaría conservarlo, entonces utilizar un destornillador largo (que atraviese todo el ancho del puño) y lo introduciis entre la goma y el manillar hasta conseguir retirar toda la cola y poder extraer el puño.

Destensamos el cable del gas todo lo que podamos desde la maneta del gatillo y abrimos la tapa para liberar el cable desde la cabeza y poder trabajar con comodidad.

Seguidamente, abrimos la tapa del sistema de gatillo que está cerrada con 3 tornillos de cabeza de estrella. Desmontamos el gatillo del manillar y dejamos el cable libre para poder retirarlo del carburador.

A continuación, abrimos la tapa del carburador donde acaba el cable del gas y veremos que al haberlo liberado del otro extremo, ahora nos queda suelto para poder sacarlo con facilidad.

En el caso del Suzuki LTZ 400 que es el que nos ha servido de conejillo de indias, cabe decir que los plásticos originales molestaban para poder trabajar con facilidad y se tubo que proceder a desmontar todos aquellos que dificultan el trabajo. Estos plásticos van anclados con unas grapas negras, como si fueran remaches, que salen presionando sobre el centro de la cabeza, a la que aplicamos fuerza hasta hundirla y que nos permite liberarlas.

Delante del carburador va instalada una caja de plástico que también se tubo que desmontar para llegar de forma óptima al carburador. De esta forma, puede parecer que se desmontan muchas cosas, pero todo dependerá de cada modelo y el espacio libre que tengamos para trabajar cómodamente.

Detrás de la citada caja de plástico que en el caso del LTZ se tubo que desmontar para trabajar mejor, se accede al carburador. Se saca la tapa del mismo y ya podemos ver el final del cable del gas. Lo sacamos con cuidado de no perder la cabeza metálica que sirve para hacer de retén dentro del carburador y que engancha el cable.

Una vez todo está desmontado ya podemos proceder a montar el puño de gas: pasamos el cable con la funda por el mismo sitio que hemos retirado el del gatillo. Insertamos la punta del cable del gas en el carburador y procedemos a engancharla de nuevo con el tope metálico que os he comentado antes.

Cuando habéis abierto la tapa del carburador habréis podido observar que tiene una pequeña junta tórica que evita que entre humedad en el mecanismo. Cerraremos de nuevo la tapa del carburador con cuidado de asegurarnos de que la junta tórica queda bien colocada y apretaremos los tornillos. Ahora ya podemos volver a montar la caja de plástico y todos los accesorios que hemos desmontado porque ya sólo faltará trabajar en el manillar.

Al pasar el cable desde el carburador hasta el manillar debemos procurar que no coja tiranteces ni dobleces (sobre todo al girar el manillar) porqué eso podría tener consecuencias como que el gas se acelerara al hacer giros muy pronunciados, con el manillar haciendo tope.

Ahora que ya hemos llegado al manillar, en principio nos queda la parte más fácil que consiste en introducir el cable de gas en el puño y podemos aprovechar para rociarlo con un poco de aceite lubricante para cables para facilitar su desplazamiento.

Una vez lo tengamos todo listo tan sólo hay que fijar el puño al manillar, pero cuidado: no puede tocar el extremo interior de plástico con el manillar porque impediría que girase con libertad, debemos dejarle unos milímetros de margen para que haga el recorrido y retorno sin problemas.

Si además pretendemos volver a instalar el tope exterior o unos paramanos, entonces nos veremos obligados a agrandar el extremo del puño de gas hasta que pase el tope sin ofrecer ningún tipo de roce que pueda dificultar el giro libre del puño de gas.

Y ahora ya sólo falta volver a instalar los puños de goma y ya podremos disfrutar de nuestro puño de gas.

No olvideis que junto con la instalación del puño es más que recomendable hacer también la del desconectador de corriente para evitar accidentes.

Nada más, creo que con lo que se ha expuesto no tendréis ningún problema en haber podido instalar vuestro propio puño de gas.

Productos que podeis necesitas en el proceso:

 

Kits de puño de gas MOTION PRO

Lubricante para Cables

 Desconectador Hombre al Agua

 Puños

 Gatillos

 Cables

 

Paramanos

Manillares

Manetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *